Recetas para hacer la dieta cetogénica

A pesar de que existen infinidades de dietas, la dieta cetogénica ha acaparado la atención de todo el mundo y esto se debe a la gran cantidad de peso que puedes llegar a perder al realizarla.

Esta dieta incluye un montón de alimentos que quizás a las personas que desean rebajar les parezcan descabellados como lo son el tocino, la mantequilla, las mayonesas, las carnes grasas, los embutidos entre otros.

Todo esto forma parte de un plan nutricional en el cual se busca llevar al cuerpo a un estado de cetosis en el que la principal fuente de energía son las grasas; al consumir tanta grasa, grasa natural claro está, ésta funcionará como una especie de gasolina que rápidamente será quemada para brindarle energía al cuerpo, haciéndote lucir delgado y esbelto en poco tiempo.

El régimen de alimentación de la dieta cetogénica se divide en 4 tramos de los cuales cada uno posee una lista de alimentos permitidos que poco a poco se irá expandiendo a medida que pasan las semanas.

 

Resultado de imagen para grasas naturales

 

Vale la pena decir que es necesario ir lento pero seguro; es decir, ya que no es fácil ir adaptando al cuerpo a que esté bajo un régimen alimenticio distinto al que normalmente lleva, se necesitará algo de paciencia y tiempo para lograr los objetivos previstos y poder hacer la dieta cetogénica de manera satisfactoria. Cada etapa lleva consigo una serie de procedimientos que te indicarán qué comer en cada comida y cómo poder permanecer en cetosis.

 

De acuerdo a los alimentos que están permitidos consumir durante la dieta, cada quien podrá ir combinando los alimentos que mejor les parezcan para tener  desayunos, almuerzos y cenas de su completo agrado. La imaginación será tu gran aliada.

He aquí lo fabuloso de la dieta, ya que al poder elegir qué comer no resulta tan difícil adaptarse al plan alimenticio; además, la dieta  te permite comer hasta 6 veces al día, respetando las porciones establecidas claro está.

 

Resultado de imagen para planificar menú

 

Algunas ideas para incorporar en tu menú cetogénico

 

Siempre que se empieza una dieta una de las mayores preocupaciones es qué menú vamos a planificar, pero como la dieta cetogénica involucra una cantidad de alimentos muy diversos y combinables, no tendrás problemas para comer delicioso y sin tener que aburrirte con los mismos platillos.

Para que te des una idea de cómo son las recetas que podrás realizar con la dieta cetogénica (según la etapa y alimentos permitidos) te vamos a mostrar unas cuantas de ellas:

Desayunos:

  1. 1 Taza de café negro o té (sin azúcar) acompañado con 2 huevos revueltos con queso y jamón
  2. 1 batido de leche descremada y duraznos acompañado con 1 huevo revuelto.
  3. 1 taza de café con leche descremada, huevos revueltos con jamón y queso + 1 fruta permitida.
  4. Yogurt desnatado, huevo estrellado acompañado de salchicha y panceta.
  5. 1 taza de té verde (sin azúcar) acompañado de queso envuelto en fetas de jamón y pan integral tostado.
  6. 1 batido de leche y zarzamoras acompañado por salchichas y una rebanada de pan tostado.

Resultado de imagen para desayunos dieta cetogenica

 

Snack de media mañana

  1. 1 puñado de frutos secos
  2. 1 puñado de aceitunas
  3. Rebanadas de queso
  4. Yogurt desnatado
  5. Medio Tomate
  6. 1 fruta

Recuerda que todas estas meriendas puedes acompañarlas con una taza de té de tu preferencia.

 

Resultado de imagen para frutos secos

 

Almuerzos

  1. Pescado a la plancha con huevos rellenos
  2. Hamburguesa de atún y ensalada de acelgas aderezadas con mayonesa ligera.
  3. Espagueti con tomate, queso mozzarella, aceite de oliva y aderezo de albahaca acompañado de una ensalada de lechugas + 1 fruta
  4. Pollo relleno con jamón y queso acompañado con una taza de rúcula, pan tostado y una fruta
  5. Carne asada con chimichurri de medio tomate, cebolla y pimiento verde acompañado con ensalada de lechugas con aderezo ligero.
  6. Hígado encebollado con aceite de oliva y ensalada de medio tomate, lechuga y vinagre.

Imagen relacionada

 

Snack de media tarde

  1. Yogurt descremado + taza de té verde
  2. 1 puñado de maní
  3. Tazón de frutas + taza de té Verde
  4. 1 puñado de aceitunas negras
  5. Pastelitos de cacao
  6. Rebanadas de queso bajo en grasa

Imagen relacionada

 

Cenas

  1. Pollo al curry con un mix de lechugas y espina.
  2. Lasaña de berenjenas con zanahoria y clara de huevo
  3. Sopa de pollo y verduras + 1 gelatina ligera
  4. Pescado y vegetales al horno estilo papillote
  5. Salmón asado acompañado con ensalada de vegetales verdes aderezado con una vinagreta de albahaca.
  6. Pollo al horno con espárragos asados.

Resultado de imagen para ensalada verde

 

Todas estas sugerencias que te hemos dado son fáciles de preparar y además son muy deliciosas, sólo debes poner manos a la obra y prepararte para perder peso de la mejor manera posible.

 

Recetas sencillas que puedes preparar

Las opciones que te hemos dejado arriba son algunas de las más comunes en  quienes empiezan la dieta cetogénica, pero a continuación te explicaremos brevemente 3 recetas muy fáciles y deliciosas que podrás preparar en poco tiempo y para las cuales  no tienes que ser precisamente un chef.

Receta 1: tortilla de huevo con hongos y espinaca

Para esta fabulosa receta de desayuno (aunque puedes comerla en la cena si lo prefieres) necesitarás dos huevos, un poco de mantequilla (no margarina) para cocinarla, sal, un poco de espinacas previamente blanqueadas, hongos limpios picados finamente y unos trozos de queso (el de tu preferencia, pero bien fresco).

En un bol vas a mezclar todos los ingredientes y luego en una sarten, a fuego medio, colocas algo de mantequilla y vas a verter la mezcla.

Si deseas que la tortilla quede esponjosa y de mayor tamaño, entonces tapa la sartén. Voltea de lado y lado una vez, y listo. Puedes comerla con aguacate y un vaso de jugo sin azúcar.

Resultado de imagen para tortilla de espinaca

 

Receta 2: salmón con frutos secos

El salmón es un pescado con mucha grasa natural, por lo que es uno de los alimentos principales de esta dieta, así como los frutos secos, los cuales aportan energía al cuerpo y pueden combinarse tanto en platillos dulces como salados.

Esta receta es muy sencilla, necesitarás: unos 300 gramos de salmón, cortado en un trozo rectangular, unos 20 gramos por cada variedad de frutos secos, como por ejemplo nueces, almendras y pistachos (con 3 es suficiente), un poco de aceite de oliva, sal y pimienta y verduras como brócoli y coliflor.

Vas a moler o machacar los frutos secos y los colocas en un recipiente; luego, agregas sal y pimienta al trozo de salmón y, con una brocha, lo pintas con el aceite de oliva; una vez que está cubierto de aceite, lo pasas por los frutos secos, para que se forme una especie de corteza por cada lado del salmón.

Coloca el salmón en una plancha caliente (o al horno si lo prefieres) y dejas que se ase por un lado y luego por el otro (en total tarda como 10 minutos). Lo acompañarás con brócoli y coliflor blanqueado en agua y aderezado con sal y pimienta. Si deseas un aderezo extra, prepara un pesto casero.

Resultado de imagen para salmon con frutos secos

 

Receta 3: tacos de aguacate y pollo

Esta es otra deliciosa receta que te servirá para una cena; en lugar de tortillas de tacos, usarás hojas de lechuga o rúcula, pechuga de pollo cortada en tiras, sal, pimienta, mostaza, vinagre balsámico (opcional), aceite de oliva, aguacate, medio tomate (no puedes comer más de esto en un día), maíz y cebolla en julianas.

Vas a aderezar el pollo en tiras con sal, pimienta, un poco de mostaza y aceite de oliva; luego, en una sartén caliente, a fuego medio, saltearás el pollo y las cebollas. Cortas el aguacate y el medio tomate en trozos y reservas aparte junto con el maíz dulce.

Lavas la lechuga y deja que se seque; ahora, sólo te queda armar las hojas de lechuga como si fueran las tortillas del taco. Coloca un poco de  la ensalada de tomate, aguacate y maíz, y agrega sal y pimienta al gusto, luego las tiras de pollo con las cebollas y listo. ¡A comer! 

Imagen relacionada

Recuerda, puedes incorporar el aguacate y los frutos secos en tu menú de todos los días, así como los huevos, el yogurt tipo griego y la leche descremada.

Las proteínas como el pollo, bistec, hígado, pescados (preferiblemente los azules) y las sardinas también son una buena fuente de grasas naturales, así que inclúyelas en tu dieta.

Toma mucha agua, come las frutas o tómalas en batidos con yogurt o leche desnatada; opta por tomar té, leche de coco en las bebidas y, recuerda,  una taza de café por las mañanas no te caerá mal, pero sin azúcar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *