Los mejores frutos secos para la dieta cetogénica

Los frutos secos cada vez más ganan terreno en la cocina; ellos están presentes en la mayoría de las dietas y la dieta cetogénica no es la excepción.

Aparte de que son sabrosos y pueden combinarse en snacks, platillos elegantes, comidas nutritivas, postres, ensaladas, y paremos de contar, los frutos secos son ricos en oligoelementos, no contienen mucha agua y son una gran fuente natural de grasas y proteínas. Te asombrarías de conocer sus múltiples beneficios para la salud, tales como que mejoran la función cerebral, ayudan a prevenir enfermedades del corazón y, sí, ayudan a bajar de peso.

Pero, hay un montón de frutos secos, ¿cómo saber cuáles me resultan más favorables para la dieta cetogénica? ¡Este post te responderá esta pregunta, así que vamos!

¿Cuáles son los frutos secos más comunes?

Los frutos secos, muchas veces confundidos con las frutas desecadas (no, no son lo mismo) son semillas que vienen recubiertas por una cáscara, generalmente dura.

Hay evidencia del cultivo de frutos secos en las principales culturas del mundo desde hace muchos, muchos siglos atrás, pues eran considerados una gran fuente de alimento para civilizaciones como la de los persas, egipcios y mayas, por citar algunas.

 

Resultado de imagen para frutos secos

 

Los frutos secos son ricos en grasas naturales, fibra, minerales, nutrientes y vitaminas; son una gran fuente de energía para el cuerpo y nos ayudan a sentirnos saciados al comerlos.

Los frutos secos son:

  • Nueces
  • Nueces de Brasil
  • Macadamias
  • Maní o cacahuate
  • Almendras
  • Pistachos
  • Pecanas
  • Avellanas
  • Castañas
  • Castañas de cajú, también llamadas anacardios
  • Semillas de girasol

Por cierto, las ciruelas pasas no son un fruto seco, más bien pertenecen al grupo de fruta desecada.

 

Resultado de imagen para frutos secos

 

¿Qué frutos secos puedo incluir en la dieta cetogénica?

Aunque hemos dicho que los frutos secos son ricos en grasa natural, lo cual buscamos consumir en grandes cantidades durante la dieta cetogénica, también hay algunos que contienen grandes cantidades de hidratos de carbono, por lo que no resultan favorables para esta dieta.

Las nueces, en general, son las más recomendadas, así que puedes escoger en estas tres variantes:

  • Nueces de Pecana
  • Nueces de Brasil
  • Nueces de macadamia

Estos tres tipos de nueces son los frutos secos que menos hidratos de carbono tienen, pero si consideras una opción intermedia están las avellanas y el maní, eso sí regulando su ingesta a sólo dos o 3 veces por semana para que puedas hallar resultados eficaces durante la dieta.

¡Seguro que no sabías esto! Pues es que la mayoría de nosotros cree que a la hora de la dieta se vale comer cualquier fruto seco y en la cantidad que queramos, pero no es así.

 

Resultado de imagen para nueces de brasil

 

 

¿Qué frutos secos debería evitar?

Los frutos secos con mayor contenido de carbohidratos son los pistachos, las ricas almendras y las castañas de cajú. Por ejemplo, en 100 gramos de almendras vas a consumir 10 carbohidratos netos y en 100 gramos de pistachos unos 18. ¿Ves que no puedes comer la cantidad que quieras?

Cuando hablamos de carbohidratos netos se hace referencia a aquellos que afectan los niveles de azúcar en la sangre. ¡Cuidado con esto!

Sin embargo, debes saber que puede comprar almendras y molerla para obtener harina de almendras y preparar algunos postres cetogénicos u otras recetas deliciosas. Sólo debes llevar cuenta de la cantidad por día que consumes.

 

Resultado de imagen para almendras

 

 

Recetas sencillas con frutos secos

 

Te dejaremos algunas sugerencias que puedes preparar con los frutos secos más adecuados para la dieta cetogénica y con aquellos que se consideran intermedios, como el maní, las nueces, las avellanas y las almendras.

  • Pechuga de pollo a la plancha con salsa de nueces: vas a necesitar un poco de leche descremada y queso (feta) o alguno que sea apto para la dieta cetogénica y que tenga la misma consistencia; también debes usar media cucharadita de canela, sal y pimienta al gusto y 120 gramos de nueces. Tritura las nueces y agrega todos los ingredientes. Consigue una consistencia de salsa o dip. Coloca la pechuga en la plancha, aderezada con ajo, sal y pimienta, y cuando esté sirve y vierte un poco de la salsa de nueces por encima.

Imagen relacionada

  •  Ensalada de lechuga con nueces y almendras: escoge varios tipos de lechuga, lávala y trocéala. Filetea las almendras y nueces. Coloca la lechuga en una taza grande y agrega un poco de pera en trozos; mezcla todo y agrega los frutos secos fileteados, un poco de aceite de oliva, sal y pimienta. ¡Y listo!

Resultado de imagen para ensalada de lechuga con nueces y almendras

 

  • Salmón asado con frutos secos: la idea es hacer una costra deliciosa de frutos secos sobre el salmón y asarlo. Puedes utilizar un poco de aceite de oliva para untar sobre el trozo de salmón y así conseguir que se peguen los frutos secos, los cuales puedes triturar con el mortero. Algunos utilizan mayonesa, pero no es adecuada para la dieta. Sazona el salmón y luego coloca la capa, por ambos lados, de los frutos secos triturados. Puedes acompañar con verduras cocidas.

Imagen relacionada

 

Deja que tu imaginación haga el resto y comer rico durante todas las etapas de la dieta cetogénica.