Dieta cetogénica contra el cáncer

Mucho se ha hablado del impacto que puede tener la dieta cetogénica para nuestra salud y, por sobre todas las cosas, sus distintas aplicaciones para el tratamiento de patologías graves como lo es el cáncer.

Una de los factores que ha encendido el foco de muchos médicos alrededor del mundo para la posible utilización de esta dieta como parte integral de los tratamientos contra el cáncer es que su plan nutricional se enfoca en eliminar la mayoría o en su totalidad los carbohidratos sustituyéndolos por proteínas y grasas sanas.

Hay muchos alimentos que, aunque pocas veces los incluimos en nuestro plan alimenticio diario, son increíblemente beneficiosos para la salud, además de ser sabrosos y de ofrecer la posibilidad de crear numerosos platillos con ellos.

 

Resultado de imagen para dieta cetogenica

¿Quieres saber más acerca de cómo aprovechar las propiedades curativas de ciertos alimentos para tratar la tan angustiosa enfermedad del cáncer? Entonces presta mucha atención a continuación.

¿Cómo aparece el cáncer?

 

El Dr. Seyfried, escritor del libro ‘’El cáncer como una enfermedad metabólica’’, ha reseñado en sus páginas los resultados obtenidos tras años de investigación donde se demuestra que el cáncer no depende de factores genéticos sino de factores metabólicos por lo que es posible prevenirlo y combatirlo a través de la alimentación

Él establece que puede tratarse los tumores cancerígenos controlando los niveles de leptina e insulina en la sangre, reduciendo el estrés y haciendo actividades físicas.

Dieta cetogénica contra el cáncer 

Algunos estudios han demostrado que los tumores se alimentan únicamente de glucosa, y como los carbohidratos posteriormente son transformados en glucosa, al eliminarlos estaríamos literalmente matando de hambre al cáncer.

La efectividad recae en la ingesta baja o moderada de proteínas y una ingesta elevada de grasas saludables dando paso a la formación de cuerpo cetónicos en el organismo los cuales propician un cambio en la metabolización del cuerpo pasando de quemar carbohidratos a quemar grasas.

Las células sanas, es decir, las que no están infectadas con cáncer o han hecho mutación, tienen la capacidad de alimentarse de grasa (natural), fortaleciéndose en el camino y brindando un mejor estado de salud al paciente. ¿Qué ocurre con las células enfermas que demandan grandes cantidades de glucosa? ¡Pues no sobrevivirán!

Además, los cuerpos cetónicos ayudarán a que se consigan mejores resultados en la radio y quimioterapia, causando también un efecto positivo en los marcadores tumorales.

 

Resultado de imagen para cancer

 

Estudios más recientes indican que las cetonas poseen efectos antitumorales, por lo que cuando una persona entra en cetosis está inhibiendo desde ya la aparición de células cancerígenas.

En pacientes con tumores cerebrales, la dieta cetogénica representa una solución muy esperanzadora pues debido a la complejidad del cerebro, muchos de los tratamientos y terapias convencionales que hoy día existen contra otros tipos de cáncer no resultan favorables.

Si se hace uso de un plan alimenticio donde el paciente entre en cetosis, entonces existe la posibilidad de combatir los tumores cerebrales con mayor eficiencia.

La dieta cetogénica es una buena alternativa para tratar a quienes padecen de leucemia (cáncer líquido) y para otros tipos de cáncer, como el de páncreas,

En pocas palabras, la dieta cetogénica disminuye los niveles de azúcar al eliminar los carbohidratos del plan nutricional haciendo que el cuerpo no utilice la glucosa como fuente de energía sino la grasa, y como la grasa se metaboliza en cetonas, éstas se convierten en un tipo de células anticáncer, haciendo que los tumores se encuentren expuestos y debilitados al no tener con qué alimentarse.

 

Resultado de imagen para pescado a la plancha

 

Dieta cetogénica para la epilepsia 

La epilepsia es una enfermedad cerebral que aparece gracias a la concentración desequilibrada de actividad eléctrica anormal en la corteza cerebral. Los ataques o convulsiones que sufren quienes padecen esta enfermedad son los síntomas más visibles de la afección.

Entre los ya conocidos tratamientos contra la epilepsia se ha estado colando una alternativa nueva que promete grandes resultados, y es la dieta cetogénica, pues la ciencia ha comprobado a través de una serie de experimentos que aquellos pacientes con epilepsia han logrado disminuir los ataques al someterse a una dieta baja en carbohidratos pero rica en grasas.

Con la dieta cetogénica se mejoran las condiciones de vida de las personas epilépticas y se inhiben las convulsiones. Algunos casos han arrojado mucha luz pues en un experimento con 150 infantes epilépticos se descubrió que el 50% que había estado bajo la dieta cetogénica logró librarse de los ataques aún cuando ya habían pasado varios años sin estar en cetosis.

Resultado de imagen para epilepsia

 

Recomendación de dieta cetogénica para epilépticos

 

Puedes considerar el siguiente menú para un día:

  • Desayuno: huevos revueltos en mantequilla, tocino, alguna fruta y un vaso de leche.
  • Almuerzo: ensalada de atún y lechugas aderezada con mayonesa y crema de leche.
  • Cena: hamburguesa con queso graso y judías verdes.
  • Snacks: flan o pudin, mantequilla de maní y yogurt con crema y frutas.

Menú semanal recomendado contra el cáncer

  • Día 1: puedes comer yogurt casero, mantequilla (si es orgánica, mejor), alguna fruta como mora o arándanos y recuerda tomar agua. Para la comida o almuerzo puedes optar por algún pescado a la plancha (un pescado azul), alguna ensalada con aguacate y otro acompañante que no tenga más de 50 gramos de carbohidratos. Puedes tomar un jugo natural, sin azúcar. Para la cena una rica ensalada verde (lechuga, rúcula, etc.) con almendras y salmón o atún.
  • Día 2: comienza tu día con un buen batido de frutas (del bosque) y leche de coco; agrega algunos huevos revueltos con mantequilla (nada de margarina) y combina con una rodaja de queso. Evita los quesos madurados. Para el almuerzo puedes comer hígado encebollado, el cual preparas con aceite de oliva en lugar de aceite vegetal de otro tipo; súmale a tu menú una ensalada fresca de brócoli aderezado con jengibre y cebollín. Toma un jugo natural sin azúcar o come una taza de frutas. Para la cena puedes preparar una crema de espinaca y comer yogurt griego.

Resultado de imagen para desayuno dietético

 

 

  • Día 3: puedes optar por un licuado de frutas con leche desnatada o yogurt natural (no agregues azúcar, una vez más), combínalo con una galleta de avena, mantequilla y una rodaja de jamón de pavo. Para el almuerzo puedes comer un trozo de atún a la parrilla con una ensalada de verduras verdes aderezadas con mostaza y aceitunas y medio tomate. Para la cena come un poco de ciruelas con frambruesas, algo de yogurt y una galleta sin gluten.
  • Día 4: un vaso de leche baja en grasa, huevos revueltos y una rodaja de queso. Puedes agregar alguna porción de cereales para la leche. En el almuerzo una crema de verduras puede ser una opción sencilla para ti, acompañada con una ensalada de pollo a la parrilla (sólo aderezado con poca sal, mostaza y curry) con verduras cocidas. En la cena puedes preparar una sabrosa hamburguesa de atún a la plancha, con una rodaja de queso, rúcula y salsa pesto en lugar de mayonesa y otras salsas;  en lugar de pan puedes utilizar las hojas de rúcula o lechuga para envolverla.

Resultado de imagen para pescado a la plancha y vegetales

 

  • Día 5: prepara una tortilla grande con huevo, perejil, setas y algo de queso. Toma un poco de yogurt natural con frutas y una galleta de avena y maní. Para el almuerzo puede disfrutar de un buen bistec a la plancha aderezado con sal y pimienta, acompañado de ensalada de verduras verdes y un poco de brócoli y col cocidos. En la cena puedes preparar una especie de taco con hojas de lechuga, pollo al curry en tiras (hecho a la plancha), aguacate en cuadros, medio tomate y un poco de aderezo de sal. pimienta y aceite de oliva. ¡Una delicia!
  • Día 6: prepara unos huevos revueltos con vegetales y agrega un poco de mantequilla si deseas; de bebida puedes beber yogurt o leche desnatada. En el almuerzo una crema de espinaca puede ser una buena opción y para que no quedes con hambre puedes comer algo de proteína a la plancha, como pescado, pollo o atún, acompañada de brócoli y col con algo de salsa pesto hecha en casa, para que le des más sabor. Durante la cena puedes deleitarte con unas alitas de pollo hechas en la parrilla y más ensalada verde, la cual puedes variar haciéndola un poco más frutal, como por ejemplo unos trozos de mango o patilla y maní.

Resultado de imagen para recetas de dieta cetogenica

 

 

  • Día 7: prepara una tortilla de huevo al estilo capresa y agrega mantequilla en lugar de aceite, acompaña con un vaso de leche descremada; para el almuerzo degusta una ensalada césar con pollo a la parrilla con poco aderezo y por salsa puedes agregar salsa pesto hecha en casa; para la cena una cazuela de pescado o atún, con un poco de queso y verduras verdes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *