Dieta cetógenica

¿Qué es la dieta cetogénica y  cómo funciona?

 

La dieta cetogénica es un método de pérdida de peso en el cual se implementa un plan alimenticio que busca generar en el cuerpo un estado de cetosis similar al que se produce cuando se ayuna. Para lograr este cambio en el cuerpo se propone una ingesta mayor de alimentos ricos en proteínas y grasas buenas mientras se disminuye la cantidad de alimentos ricos en glúcidos.

 

Los glúcidos son los carbohidratos, los cuales conforman la mayoría de las comidas que son atractivas para todos, como las papas fritas, un buen platillo de arroz o la pasta, por ejemplo.

Las grasas naturales o grasas buenas son las que están contenidas en algunos alimentos como el aguacate, las nueces o los pescados. Más adelante conoceremos cuáles son esos alimentos que nos ayudan a aumentar la reserva de grasa natural en el cuerpo y cuáles son los que nos agregan esos kilitos de más, así como estrías y celulitis.

La dieta cetogénica es una dieta que por lo general debe llevarse a cabo bajo el control de un nutricionista o médico especialista y en un periodo de tiempo limitado.

 

Resultado de imagen para iniciar una dieta

   

¿En qué consiste la dieta cetogénica?

Antes de explicarte de manera clara y concisa en qué consiste esta fabulosa dieta que ha sido una de las opciones de mucha gente del espectáculo para bajar de peso, mantener su talla ideal y lucir sano y atractivo, debes saber que ésta apareció desde el año 1921. ¡Sí, el término 'dieta cetogénica' ya existía! ¿Y cómo es que no sabíamos de ella? Éste apareció gracias al Dr. Russel Wilder y se ha estado popularizando con el paso del tiempo, aunque sin duda alguna es ahora cuando más se conoce acerca de ella y cuando más se está aplicando.

Como lo mencionamos anteriormente, la dieta cetogénica busca  cambiar el estado normal del cuerpo a un estado de cetosis el cual se puede conseguirse sustituyendo la cantidad de alimentos ricos en glúcidos de nuestro plan alimenticio por alimentos ricos en proteínas y grasas buenas.

En pocas palabras, se trata de hacer que el cuerpo queme toda la grasa posible comiendo grasa. Suponemos que has de tener una cara de confusión, pero sí, cuando se entra en cetosis el cuerpo quema toda la grasa que acumula en el glucógeno (una sistema de almacenaje de grasa limitado) y luego sigue con  las reservas de grasa ilimitadas, las cuales se ubican en distintas partes del cuerpo.  

Resultado de imagen para dieta cetogenica

 

Hoy día ya existen diversos tipos de dietas cetogénicas dentro de las cuales hay algunas que permiten la ingesta moderada de frutas y leguminosas, mientras que otras las restringen por completo, pero eso sí,  todas cumplen con el objetivo de estimular la quema de grasa dando cabida a la formación de los famosos cuerpos cetónicos.

La dieta keto, como también se le llama a la dieta cetogénica, es una opción para quienes desean mejorar su estilo de vida, cambiando hacia una forma más saludable que le permita al cuerpo estar enérgico sin tener que consumir alimentos grasientos, que engorden y que sean difíciles de procesar por el organismo. Sin embargo, es necesario entender cómo se puede realizar una dieta cetogénica de manera adecuada para no afectar nuestro organismo y lucir atractivos y con buena energía sin comprometer nuestra salud, física o mental.   Seguro que te interesa saber: Errores Comunes En Las Dietas Cetogénicas    

¿Qué es la cetosis?

Ya hemos utilizado este término sin definirlo de manera clara; aunque muchas personas muestran cierta confusión con respecto a qué es la cetosis, ésta no es más que que un estado físico en el cual el organismo es capaz de utilizar la grasa como una especie de combustible. Cuando una persona consume grasa ésta pasa a ser glucosa una vez en el cuerpo, de la cual se extrae la molécula de la energía, conocida como ATP (trifosfato de adenosina). El ATP es la principal fuente de energía que tienen los cuerpos vivos, por lo que una persona sin esta molécula puede morir rápidamente. Cuando se logra conseguir un estado de cetosis, el cuerpo se vuelve experto en usar las grasas naturales que consumimos como el combustible que éste requiere para realizar las labores diarias. Es decir, aprovecha el B- hidroxibutirato y el acetoacetato, los principales cuerpo cetónicos que existen, como fuentes de energía.  

Algunos órganos como el hígado y el corazón se sienten cómodos con los cuerpos cetónicos, mientras que al cerebro parece agradarle más la glucosa. Sin embargo, algunos estudios recientes han demostrado que éste puede funcionar sin la glucosa.

Cetoacidosis no es lo mismo que cetosis

  Existe otro término que ha causado confusión, cetoacidosis diabética, pues se trata de una acumulación anormal de cuerpos cetónicos en la sangre debido a que el organismo no es eficiente en producir estos cuerpos de manera regulada; la cetoacidosis afecta, sobre todo, a quienes padecen de diabetes, pudiendo ser mortal para ellos. Este es uno de los principales motivos por lo que se recomienda consultar al médico antes de iniciar una dieta cetónica. La cetosis, entonces, es algo sumamente distinto a la cetoacidosis. ¿Claro? Entonces veremos cómo se entra en cetosis.  

Resultado de imagen para cetosis

 

¿Cuánto se tarda en entrar en cetosis?

Cuando se pone en marcha una dieta cetogénica debemos saber que el cuerpo necesita generar unos cambios internos para empezar a producir los ácidos llamados cetonas, una vez empezada la producción los cambios físicos podrían tardar en verse aproximadamente unas 2 semanas, a partir de este momento se continuará con la pérdida progresiva de peso hasta la décima o décima segunda semana que es cuando nuestra báscula se estabiliza.

Recuerda que todos los cuerpos son distintos y estos resultados dependerán de muchos factores individuales; algunos, por experiencia propia, aseguran que el cuerpo entra en cetosis en tan sólo 4 días.

   

   
Ver en más detalle:

¿Estoy en estado de cetosis?

Algunos de los síntomas que te ayudarán a saber si ya has entrado en estado de cetosis son estos:
  • Aliento: el famoso 'aliento keto' es uno de los principales indicadores de que el cuerpo está en cetosis; huele como la acetona, pues esta sustancia se desprende del cuerpo a través del aliento.
  • Aumento en la cantidad de orina, haciendo que la persona use el baño con mayor frecuencia.
  • Sequedad en la boca y sensación de sed
  • Menor sensación de hambre
  • Más energía (este estado llega después de que el cuerpo ya tiene varios días en cetosis, cuando ya ha pasado la fatiga y el cansancio propios de la dieta cetogénica). Parece un poco contradictorio decir que se tiene más energía al estar en cetosis, pues al no consumir azúcar y bajar los niveles de glucosa el cuerpo debería sentirse débil, pero aquí la maravilla de este proceso natural que el cuerpo desarrolla.

Consejos para entrar en cetosis

Lo primordial para que entres en cetosis es bajar, de manera drástica, la cantidad de hidratos de carbono, restringiendo la ingesta diaria a sólo 20 gramos. Sumado a esto, considera también la cantidad de proteínas que consumes. Lo normal es que una mujer delgada de unos 55 kg de peso consuma 55 gramos diarios de proteínas; un gramo por cada kilo. Aumenta las cantidades de fibra que comes en cada comida; existen alimentos como la avena y la quinoa que pueden ser muy versátiles de preparar y son ricos en fibra. Evita comer meriendas o snacks sólo porque sí; sólo come cuando de verdad tengas hambre y opta por nueces o cualquier otro fruto seco, por ejemplo. Por último, come grasa, mucha grasa natural. Opta por ricas y frescas ensaladas con aguacate, pues éste es una fruta con un muy alto contenido en grasa, come atún y salmón y todo alimento que sea rico en grasa natural. Si deseas ganar ventaja en la dieta cetogénica entonces tienes que combinarla con el ayuno intermitente, el cual es un ayuno que puede hacerse 2 o 3 veces por semana y por la cantidad de horas que decidas. Al abstenerte de comer puedes permitirle al cuerpo utilizar la grasa acumulada en el glucógeno y las demás reservas de grasa y así bajar de peso.  Por otro lado, el ayuno intermitente es una de las prácticas más eficaces que se están usando para mejorar la salud física y mental, adelgazar y desintoxicar el cuerpo. ¿Te parece interesante? Acá te dejamos información de gran ayuda: ¿Qué es el ayuno intermitente y cómo hacerlo?

¿Puedo medir la cetosis?

Sí, puedes medirla utilizando medidores de cetona para la sangre o para el aliento, o también con tiras reactivas para la orina (la manera más sencilla y económica de hacerlo).  

 

Conseguir un estado de cetosis óptimo

Puedes medir la cetosis con algunas de las herramientas que te acabamos de recomendar y esto es importante para saber cuándo se está en un estado óptimo de cetosis, pues la mayoría cree que se está o no en él, pero hay intermedios. Las cetonas en la sangre se miden en milimoles. Los valores a considerar son los siguientes:
  • Menor a 0.5 mmol/l (milimoles) representa un número bajo de cetonas; indica que el cuerpo va en procesos de entrar en cetosis pero aún no lo consigue, por lo que en esta etapa no se logra quemar grasa aún.
  • Entre o.5 y 1.5 mmol/l ya se ha entrado en cetosis, aunque no en un nivel óptimo. Se le llama 'cetosis ligera'.
  • Entre 1.5 y 3.0 mmol/l ya se ha conseguido el estado óptimo de cetosis. La quema de grasa puede alcanzar un máximo nivel.
Cantidad de cetonas mayores a 3.0 mmol/l puede explicarse como un estado de inanición, es decir, la comida que se ingiere no es suficiente y aunque los valores de cetonas sean mayores a los que indican una cetosis óptima esto no significa que se logre quemar más grasa y se baje más peso. Más bien hay que considerar que el cuerpo pudiera verse muy forzado, afectando así algunos órganos vitales. Cuando los niveles de cetonas están entre 8 y 10 mmol/l se considera un estado de cetoacidosis, de la cual ya hablamos más arriba.  

¿Cómo se metabolizan los carbohidratos?

Para arrojarte más luz acerca de la cetosis, vamos a entrar un poco más a detalle sobre el metabolismo de los tan amados y odiados carbohidratos. Amados y odiados porque la mayoría de nosotros tenemos cierta predilección por ellos y muchas veces sentimos una necesidad de consumirlos tan semejante a una adicción. Pero en el fondo sabemos que los carbohidratos  representan un gran problema para nuestro peso y nuestra salud. ¡Amados y odiados a la vez!  Ahora bien, los carbohidratos se convierten en moléculas de glucosa en el cuerpo y desde allí éste saca la energía necesaria para realizar sus principales funciones, por lo que existe una cierta dependencia entre éste y los carbohidratos. De esta manera, nuestro cuerpo se ha acostumbrado a utilizar la glucosa para sacar energía en lugar de extraerla de las grasas. Cuando la cantidad de glucosa se acaba, entonces el cuerpo tiene necesidad de consumir más carbohidratos para lograr satisfacer su demanda energética diaria. Esta es una de las razones por las que muchas personas sienten necesidad de comer a cada rato y de comer comidas poco saludables en lugar de optar por frutas y verduras. Y es justo por esto que la dieta cetogénica convierte a nuestro cuerpo en una máquina de producir energía, la cual extrae de las grasas naturales en lugar de los carbohidratos.  

  Es muy importante que sepas que los niveles de glucosa en la sangre que se consideran adecuados o normales oscilan en un rango de 75 a 145 mg/dl, niveles mayores representan un grave problema de salud, al punto de ser tóxico. Cuando una persona consume muchas cantidades de carbohidratos, la cantidad de glucosa en la sangre aumenta de manera considerable por lo que el cuerpo tiene la necesidad de buscar quemarla lo más pronto posible y cuando no lo logra dispara la insulina, pues esta hace que la glucosa se dirija hacia el glucógeno para ser almacenada o hacia las demás reservas de grasa. Por ello se engorda. La glucosa también viaja hacia el hígado, de allí que se hable de hígado graso cuando la persona está consumiendo muchas grasas malas, o de hígado sano cuando la alimentación es adecuada. Así que por demás está decir que el estar bajo un estado de cetosis beneficia al hígado y a muchos otros órganos del cuerpo. Entonces, la glucosa es necesaria para producir la energía diaria, pero de igual forma representa un problema al tener que consumirla en grandes cantidades porque se tiene al cuerpo acostumbrado a sacar la energía de ella. Lo que queremos enseñarte con la dieta cetogénica es precisamente lo contrario, que acostumbres a tu cuerpo a sacar energía mediante la quema de grasa que consumes. En conclusión, mientras menos carbohidratos ingieras más rápido lograrás bajar de peso.

Beneficios, ventajas y desventajas de la dieta Cetogénica           

La dieta de la cetosis ha dado mucho de qué hablar debido a sus radicales métodos alimenticios en los cuales se erradica por completo el consumo de hidratos de carbono para propiciar la pérdida de peso. Ya hemos explicado arriba de qué trata y cuánto tarda un cuerpo para estar en cetosis, así que a continuación hablaremos un poco de los grandes beneficios de la dieta cetogénica y cuáles son las principales desventajas de ella.

Beneficios

  • Algunas de las ventajas que obtendremos con la dieta cetogenica además de la ya obvia pérdida de peso (la cual según un estudio resultó ser más efectiva que muchas otras dietas para rebajar) son la reducción de los niveles de triglicéridos, de colesterol y aumento del colesterol bueno o HDL lo cual mejora nuestro perfil lipídico. Todo esto se traduce en la reducción de enfermedades cardiovasculares.
  • Otro de sus beneficios es la notable reducción del apetito entre comidas gracias al efecto saciante que se gana debido a que ésta es una dieta alta en proteínas difíciles de digerir lo cual nos ayuda a evitar consumir  alimentos con grandes cargas calóricas entre una comida y otra.

 
  • Nos ayuda a evitar la retención de líquidos en el cuerpo.
  • Aumenta la resistencia física
  • Ayuda a tener un mayor y mejor enfoque mental
  • Disminuye las patologías metabólicas.
  • Puede ser eficiente para quienes tienen diabetes tipo II gracias a que ayuda a disminuir los niveles de azúcar en la sangre.
  • Es útil para pacientes con epilepsia, Parkinson y Alzheimer.
  • Al disminuir la ingesta de grasas y carbohidratos se logra combatir los problemas de acné, presión arterial, migraña, entre otros.
Según algunos estudio realizados y  descubrimientos del hospital John Hopkins de Baltimore se verificó la efectividad que tiene la dieta cetogénica  en la disminución de los ataques de epilepsia. En cuanto a la función cerebral, una vez que el cuerpo entra en cetosis y se adapta a este tipo de estado, el cerebro ya no requiere de hidratos de carbono para sus funciones, pues éste también se adapta.  

 

Ventajas de la dieta cetogénica

Ya hemos hablado de los beneficios de la dieta cetogénica, pero sin duda alguna una de sus mayores ventajas es que es eficiente para perder peso de manera rápida y sin tener que aguantar hambre o someternos a una dieta donde hay pocos alimentos.

Cada quien puede hacer esta dieta única y adaptarla a su estilo de vida si sabe mezclar los alimentos de manera correcta. La dieta cetogénica puede llegar a tener menús divertidos, variados y deliciosos. Así que echa tu imaginación a volar. Esta dieta es eficiente y no requiere de mucho tiempo para ver sus efectos.

Desventajas

  • Como se opta por la  eliminación de frutas y verduras del plan nutricional pueden aparecer varios efectos negativos en nuestro cuerpo debido a la carencia de vitaminas, minerales y fibras.
  • Los síntomas más comunes que experimentan quienes están bajo la dieta cetogénica son el mal aliento, el estreñimiento, fatiga, el desarrollo de arritmias, déficit de atención, y algunos otros.
  • La dieta cetogénica no se recomienda para quienes tienen problemas cardiovasculares, hepáticos, renales o para los diabéticos. Aunque algunos órganos se sienten cómodos trabajando con los cuerpos cetónicos más que con la glucosa, se requiere de más trabajo y esfuerzo para convertir la grasa en ATP, por lo que se les exige mayor trabajo.
Una buena forma de sobrellevar lo que ha sido denominado 'gripe keto' (el conjunto de síntomas de mareos, náuseas, debilidad y dolor de cabeza) es consumir una sopa o caldo dos veces al día, pues los síntomas aparecen debido a que el cuerpo se siente debilitado. Toma el caldo y bebe mucha agua y verás cómo la gripe keto será muy ligera y de corta duración. En máximo 3 días ya no estará.  

  Por otro lado, de todas las desventajas de la dieta cetogénica se puede decir que aunque no en todos los casos se hallarán todos o los mismos síntomas, no es favorable mantener esta dieta durante tiempo prolongado porque se obliga a los órganos a tener que trabajar más para conseguir la energía necesaria.

Debido a todo esto es aconsejable seguir esta dieta bajo la guía de algún profesional de la rama de la nutrición y buscar toda la información que se pueda, así como realizar un chequeo general del cuerpo antes, durante y después de culminar la dieta para asegurarnos de que todo está en orden y poder evaluar los resultados de manera objetiva.

Recuerda, de nada servirá lucir más delgado por fuera si por dentro nuestro cuerpo sufre.  

Puede que te interese:

Tipos de dietas cetogénicas

En la actualidad existen varios tipos de dieta cetogénica como la dieta TCM, la dieta Atkins, la dieta baja en hidratos y muchas otras, pero sin duda alguna las más empleadas son la dieta cetogénica estándar (SKD), dieta cetogénica dirigida (TKD) y la dieta cetogénica cíclica (ERC).

La SKD se basa en una ingesta baja de hidratos de carbono, moderada de proteínas y alta de grasas. La TKD es muy parecida a la dieta SKD sólo que en esta se permite un consumo mayor de hidratos de carbono antes de realizar ejercicios, entre unos 20g y 50gr más.

La dieta ERC, por su parte, te permite un consumo mayor de hidratos de carbono durante el fin de semana cambiando a una dieta SKD el resto de los días, esto con el fin de mantener la masa muscular del cuerpo intacta.

¿Cuál de todas resulta mas atractiva para ti?  

Resultado de imagen para dieta cetogenica

 

Lista de alimentos permitidos de la Dieta Cetogénica

 

A continuación te dejamos la lista de alimentos permitidos durante la dieta cetogénica  la cual es muy extensa y variada pero todo dependerá  del tipo de dieta que decidas hacer.

Se destaca: brócoli, espárragos, coliflor, zanahorias, aguacates, cebollas, pepinos crudos, setas, ajos, lechuga, espinaca, queso requesón, mascarpone, cheddar, mozzarella, carne de res, tocino, pollo, huevo, jamón, pavo, almendras, semillas de ajonjolí, castañas, avellanas, semillas de lino, de calaba o de girasol, tés y mucho más.

 

Los alimentos más ricos en grasa natural

Mucho hablamos de consumir grasa natural, pero seguramente te debes preguntar de dónde extraerla, ¿cierto? Bueno, acá te dejamos una lista con los alimentos más ricos en grasa natural:
  • El aguacate: es el líder de esta lista. La grasa es el principal macronutriente que se halla en esta popular fruta, así que aprovéchala en tus recetas. Hoy días ya existen hasta batidos con aguacate.
  • Mantequilla (no margarina): es muy rica en grasa natural así que no la dejes a un lado en el desayuno.
  • Aceitunas y aceite de oliva, ricos en omega 3 y omega 6.
  • Frutos secos como las almendras, pistachos, nueces y avellanas.
  • Semillas de chía, girasol, sésamo o calabaza. Útiles para hacer pan en la tercera fase y para preparar batidos para el desayuno.
  • Aceite de coco
  • Soya y cacahuate. Con el cacahuate es fácil preparar mantequilla casera para el desayuno o las meriendas.
  • Pescados azules, como el atún, el salmón y las sardinas
  • Los huevos, unas de las proteínas más versátiles y ricas.
Si crees que hacer la dieta cetogénica es muy costoso, entonces te invitamos a leer: Descubre aquí cómo hacer la dieta cetogénica sin gastar mucho dinero.   Te puede interesar: Los mejores frutos secos para la dieta cetogénica

Fases o tramos de la Dieta Cetogénica

La dieta cetogénica consta de un menú de 30 días los cuales se dividen en 3 fases de 10 días cada una.

  • La primera fase es la más dura de todas ya que se reduce mucho la cantidad de alimentos con hidratos de carbono lo cual genera un choque psicológico y físico debido a la adaptación de nuestro sistema a un plan alimenticio distinto al que solíamos tener.
  • En la segunda fase, se expande un poco más la variedad de alimentos que se pueden consumir haciendo del proceso algo más llevadero.
  • En la tercera fase ya estamos acostumbrados a la dieta y los cambios físicos nos mantienen animados a continuarlas hasta el final. ¿Te atreves a superar éstas tres etapas?
Ver Recetas Para Dieta Cetogénica Para Los Cuatro Tramos

Ya te dijimos que existen variados tipos de esta dieta, pero recuerda que cualquier tipo de dieta cetogénica que elijas te ayudará a perder peso, así que no te preocupes por cuál escoger porque todos son eficaces al mismo nivel.

Cómo escogerla dependerá de los alimentos de tu preferencia, cuáles son más sabrosos según tu paladar, con cuáles te sientes más cómodo para elaborar recetas keto y cuáles están acorde a tu presupuesto, pues tendrás que saber invertir tu dinero para que la dieta dé buenos frutos en ti.

Fase 1

Consumir: cualquier tipo de carne, embutidos, quesos, yogurt, crema de leche, mayonesa, kétchup, mostaza, verduras verdes, bebidas dietéticas, té o café.

Evitar: alcohol, azúcar, salsas, fideos, harina, frutas y leche.

Fase 2

Se pueden añadir los siguientes ingredientes a la dieta: verduras crudas o cocidas y frutas específicas como naranjas, manzanas, ciruelas o frutillas.

Fase 3

Se incorporan: pastas integrales y postres bajos en azúcar.

  Seguro que te interesa:

Cómo hacerla:  paso a paso en 30 días

Siempre que hablamos de iniciar una dieta hay algunos aspectos que la gente no considera en su afán por bajar de peso, pero que serán de mucha importancia; éstos son:
  1. Hazte un chequeo médico para que corrobores que tus valores y niveles de insulina, triglicéridos, glucosa, etc., estén correctos.
  2. Consulta con tu médico de confianza que vas a iniciar la dieta y, de ser posible, pídele que te aconseje al respecto y te de dirección acerca de cómo manejar algunas situaciones asociadas con tu salud. Sobre todo si estás bajo algún tratamiento médico o si padeces alguna enfermedad.
  3. Mentalízate; esto es muy importante para poder hacer las tres etapas de la dieta cetogénica. Sé de los que terminan lo que empiezan y no desmayes. Mantén el buen ánimo y una mente reposada. Deja a un lado el querer adelgazar de manera mágica, más bien entiende que con esta dieta aparte de bajar de peso conseguirás múltiples beneficios para tu cuerpo.
  4. Planifica tu presupuesto para que compres los alimentos adecuados para preparar las distintas recetas keto.
  5. Combina esta dieta con el ayuno intermitente para obtener resultados más positivos.
  6. Conoce tu cuerpo: peso, medidas, cuándo se sacia, cuándo tiene hambre, etc.

Resultado de imagen para dieta

  Para cambiar nuestra forma de comer debemos estudiar muy bien nuestro cuerpo para conocer cuántas calorías debemos consumir diariamente, luego debemos conocer la cantidad de kilos que debemos perder para llegar a nuestro peso ideal y finalmente,evaluar si estamos listos para iniciar la dieta cetogénica. Lo más recomendable es comer de forma inteligente, y con inteligente me refiero a no enfocarnos en un solo alimento sino en una gran variedad, reemplazando solamente aquellos alimentos que no se adaptan a los objetivos planteados y cuya eliminación no repercuta de forma negativa en nuestro cuerpo. Justamente es esto último lo que nos propone la dieta cetogénica, aumentar la ingesta de ciertos alimentos y aprender a eliminar o reemplazar otros.

Menú recomendado para cada fase

Menú: fase 1

Desayuno: taza de té verde, 2 huevos y una rebanada de jamón y queso.

Snack: puñado de aceitunas

Almuerzo: Pescado a las brasas con huevos rellenos

Snack: taza de té verde y yogurt desnatado

Snack antes de la cena: 30g de cacahuates

Cena: Pollo con ensalada de lechuga y espinaca.

 

Imagen relacionada

 

Menú: fase 2

Desayuno: batido de duraznos con leche desnatada acompañado con un huevo revuelto.

Snack: medio tomate

Almuerzo: Hamburguesa de atún y acelga con salsa blanca baja en calorías.

Snack: taza de té verde y yogurt desnatado con frutas.

Snack antes de la cena: aceitunas

Cena: Lasaña de calabacín, zanahoria y clara de huevo.

 

Resultado de imagen para lasaña de calabacin

 

Menú: fase 3

Desayuno: taza de café con leche desnatada y un plato de huevos revueltos con queso y jamón + 1 fruta

Snack: 1 fruta

Almuerzo: Pasta al estilo caprese con ensalada de rúcula y lechuga + 1 fruta

Snack: yogurt desnatado y 2 pastelitos de cacao

Snack antes de la cena: queso bajo en grasas

Cena: Cazuela de pollo y verduras + 1 gelatina ligera

 

Resultado de imagen para pasta con rucula

 

Recuerda que estos menús variaran según los alimentos permitidos en cada fase pudiendo combinarlos respetando las porciones designadas por la dieta.

También se puede hacer la dieta cetógenica en 50 días.

Las dietas cetogenicas varían unas de otras proponiéndote distintos alimentos por etapas, hay algunas donde te realizan menús completos para 30 días y otras donde solo te colocan las cantidades y que alimentos puedes consumir por fases.

Lo maravilloso de esto último es que tú puedes escoger que ingredientes comer en cada platillo sin tener que someterte a probar alimentos que no son de tu agrado. A la hora de realizar tu menú recuerda incluir una gran variedad de ingredientes para que tu cuerpo no este percibiendo solo un tipo de nutrientes.

Resultado de imagen para salir a comer con amigos durante la dieta

Tips que debes considerar

Además de las desventajas que ya explicamos, en cuanto a síntomas y condiciones del cuerpo, un inconveniente que debes considerar es que esta dieta no debe hacerse durante periodos prolongados porque podría comprometer algunos órganos de tu cuerpo. Así que planifica muy bien tu plan cetogénico.

También, se recomienda hacer ejercicios adecuadamente para conseguir los resultados correctos, siempre que no se pierda masa muscular, claro está. Si sales a comer con tus amigos y no quieres (ni debes) olvidarte de tu dieta, entonces puedes escoger alimentos que tengan grasa natural, como algunos de los que te describimos arriba; evita las pastas y el pan, pues son alimentos almidonados, pide mantequilla para untar algún snack y no olvides el aceite de oliva para tu ensalada. No tienes por qué dejar de pasar el rato con tus amistades, sólo mantén el control de lo que comes.

Opiniones Sobre Las Dietas Cetogénicas

Las opiniones acerca de esta dieta son muy variadas, muchos estudios reflejan la efectividad de la dieta cetogenica la cual indudablemente promueve la pérdida de varios kilos por semana. Esta dieta se popularizó cuando Kim Kardashian afirmó que había logrado bajar 25 kilos con ella.

Te interesa ver: ¿Funciona o no funciona la dieta cetogénica?¿Cuánto se adelgaza?

Por otro lado, se encuentran los problemas generados por el poco balance que existe en su régimen alimenticio por lo que lo más recomendable es realizarla por periodos cortos y bajo la asistencia de un profesional.

También, es importante no empezar ésta ni ninguna otra dieta si hay enfermedades en el cuerpo que pueden empeorar al someterse a un régimen alimenticio de este tipo.  
 

Otras dietas que pueden interesarte: